Posicionamientos

Posicionamiento sobre formación del profesorado de Secundaria y Bachillerato

La for­ma­ción de los estu­dian­tes en nues­tra socie­dad siem­pre ha sido obje­to de deba­te, pero es evi­den­te que, para poder ase­gu­rar una edu­ca­ción de cali­dad, se hace impres­cin­di­ble que nues­tros docen­tes adquie­ran las herra­mien­tas y cono­ci­mien­tos nece­sa­rios para lle­var a cabo esta impor­tan­te tarea.

Por ello, des­de la Aso­cia­ción Nacio­nal de Estu­dian­tes de Mate­má­ti­cas (ANEM) con­si­de­ra­mos que el Más­ter de For­ma­ción del Pro­fe­so­ra­do, sien­do una pie­za fun­da­men­tal en la for­ma­ción del docen­te, requie­re una actua­li­za­ción que lo haga apto de cara a las nece­si­da­des de la ense­ñan­za en las aulas.

Las cir­cuns­tan­cias en las que se ha desa­rro­lla­do la segun­da mitad del cur­so esco­lar 2019/20 han evi­den­cia­do con más fuer­za la nece­si­dad de refor­zar la for­ma­ción de nues­tros docen­tes, ya sea con for­mas inno­va­do­ras de impar­tir las cla­ses o con un for­ta­le­ci­mien­to del uso de las nue­vas tec­no­lo­gías en el aula.

Si bien es cier­to que los equi­pos docen­tes de los cen­tros esco­la­res e ins­ti­tu­tos públi­cos requie­ren del títu­lo del Más­ter en For­ma­ción del Pro­fe­so­ra­do, este no es un requi­si­to sine qua non. Con­si­de­ra­mos que este más­ter tie­ne muy poca impor­tan­cia en la edu­ca­ción espa­ño­la, pues su pose­sión no es indis­pen­sa­ble en todo el sec­tor edu­ca­ti­vo. Que­da laten­te una pro­ble­má­ti­ca en la pre­pa­ra­ción que pro­por­cio­na este más­ter a los futu­ros docen­tes, pues se equi­pa­ra a un docen­te que posee el más­ter con otro que sola­men­te tie­ne el gra­dua­do, sin haber reci­bi­do for­ma­ción algu­na en lo que a ense­ñan­za se refie­re.

A con­ti­nua­ción, expo­ne­mos algu­nos de los dis­tin­tos aspec­tos del más­ter que con­si­de­ra­mos mejo­ra­bles:

Mayor formación pedagógica y didáctica

Des­de la ANEM cree­mos que una de las apti­tu­des indis­pen­sa­bles que tie­nen que pre­sen­tar los docen­tes, inde­pen­dien­te­men­te del tipo de mate­ria impar­ti­da, es una bue­na capa­ci­dad peda­gó­gi­ca para poder trans­mi­tir al alum­na­do los cono­ci­mien­tos nece­sa­rios en cada eta­pa edu­ca­ti­va y poder resol­ver cual­quier con­flic­to que ocu­rra en el entorno docen­te. Pen­sa­mos que en los más­te­res de for­ma­ción del pro­fe­so­ra­do se pro­por­cio­na una for­ma­ción insu­fi­cien­te en estos aspec­tos.

Asi­mis­mo, enten­de­mos que es nece­sa­rio que estas mate­rias sean impar­ti­das por pro­fe­sio­na­les que ten­gan cono­ci­mien­tos y expe­rien­cias sufi­cien­tes en aulas de edu­ca­ción secun­da­ria y/o bachi­lle­ra­to.

Por otro lado, insis­ti­mos en la impor­tan­cia de que el más­ter real­men­te abor­de las nece­si­da­des y com­pe­ten­cias que los futu­ros docen­tes deben adqui­rir de cara a poder desa­rro­llar su labor ple­na y correc­ta­men­te. Actual­men­te, el estu­dian­ta­do acce­de al más­ter sin for­ma­ción pre­via en nin­gu­na de las dos áreas debi­do a la fal­ta de ofer­ta de este tipo de asig­na­tu­ras en los gra­dos, sien­do esta una for­ma­ción bási­ca para todo docen­te.

Por todo esto, el más­ter jue­ga un papel fun­da­men­tal en la for­ma­ción y pre­pa­ra­ción del pro­fe­so­ra­do. Es por ello que deman­da­mos una mayor pre­pa­ra­ción en estas dis­ci­pli­nas para mejo­rar la cali­dad en la ense­ñan­za en nues­tro país.

Prácticas del máster insuficientes

Con­si­de­ra­mos que la correc­ta trans­mi­sión de cono­ci­mien­tos entre pro­fe­sor y alumno es un aspec­to cla­ve que se está des­cui­dan­do en la actua­li­dad. Esto se plas­ma en la poca impor­tan­cia que se da a las prác­ti­cas en el más­ter de for­ma­ción del pro­fe­so­ra­do, pues en muchos casos no se lle­ga a cum­plir el perío­do obli­ga­to­rio de las mis­mas prác­ti­cas.

Dado que para impar­tir cla­se son nece­sa­rios un míni­mo de cua­tro años de estu­dios uni­ver­si­ta­rios, enten­de­mos que el perío­do de tiem­po en el que los futu­ros docen­tes son eva­lua­dos en mate­ria prác­ti­ca es insu­fi­cien­te. El correc­to fun­cio­na­mien­to de una cla­se no depen­de sola­men­te de los cono­ci­mien­tos del pro­fe­sor sino de su capa­ci­dad de trans­mi­tir­los uni­da a su for­ma­ción peda­gó­gi­ca. Es por ello que des­de la ANEM enten­de­mos impres­cin­di­ble que el estu­dian­te en prác­ti­cas desa­rro­lle todas las com­pe­ten­cias que ten­drá que ejer­cer como docen­te tales como la impar­ti­ción de cla­ses o la correc­ción de exá­me­nes, entre otras.

Uso de las tecnologías en las aulas, no sólo en la situación actual por la COVID-19

Como men­cio­na­mos ante­rior­men­te, la cri­sis sani­ta­ria de la COVID-19 ha evi­den­cia­do algu­nos de los aspec­tos que se deben refor­zar den­tro del sis­te­ma edu­ca­ti­vo espa­ñol. Ade­más, debi­do al des­co­no­ci­mien­to de cómo evo­lu­cio­na­rá la situa­ción actual, o algu­na cir­cuns­tan­cia simi­lar, con­si­de­ra­mos nece­sa­rio que nues­tros futu­ros docen­tes estén capa­ci­ta­dos y for­ma­dos en TICS para enfren­tar­se y adap­tar­se ante cual­quier incon­ve­nien­te en su pró­xi­ma vida labo­ral.

Un ejem­plo de estas herra­mien­tas pue­de ser Geo­Ge­bra, ya que cree­mos que es un pro­gra­ma que pue­de ser un gran apo­yo dado que mues­tra de una mane­ra sen­ci­lla y visual con­cep­tos que, por su nivel de abs­trac­ción, gene­ral­men­te son difí­ci­les de com­pren­der. Como pue­den ser pro­ble­mas de geo­me­tría (inter­sec­ción de pla­nos, rec­tas, posi­cio­nes rela­ti­vas…) o el aná­li­sis de fun­cio­nes (cre­ci­mien­to y decre­ci­mien­to de fun­cio­nes…).

Algu­nos otros pro­gra­mas de soft­wa­re libre que resul­tan úti­les y se debe­rían fomen­tar en la ense­ñan­za de las mate­má­ti­cas son Dr. Geo, Sage­Math o las hojas de cálcu­lo.

Conclusión

Para fina­li­zar, nos gus­ta­ría recal­car la impor­tan­cia de estas medi­das. Somos cons­cien­tes de que esta actua­li­za­ción supo­ne un tra­ba­jo y dedi­ca­ción impor­tan­te, pero no es com­pa­ra­ble al aumen­to de la cali­dad que pro­por­cio­na­rán a nues­tra edu­ca­ción, y por ende a nues­tra socie­dad.