PRIMEROS PASOS-CONSEJOS

  • Al empe­zar una asig­na­tu­ra míra­te bien la guía docen­te. Lo que pone allí va a misa.
  • Aun­que los pri­me­ros días parez­ca que las asig­na­tu­ras son tri­via­les, no te dejes lle­var, que antes de que te des cuen­ta se ha com­pli­ca­do la cosa. Inten­ta lle­var­lo todo al día e ir enten­dien­do las cosas a medi­da que las van expli­can­do. ¡Lo de estu­diar el día de antes se ha aca­ba­do! Tam­bién pue­de pare­cer­te todo lo con­tra­rio y no saber por dón­de coger las asig­na­tu­ras al prin­ci­pio, pero es impor­tan­te no ago­biar­se y pen­sar que en Mate­má­ti­cas nece­si­ta­mos un perio­do de adap­ta­ción (que cada uno lle­va de for­ma dis­tin­ta) al nue­vo rit­mo de las cla­ses y for­ma de apren­der y pensar.
  • Sigue a tu dele­ga­ción en redes socia­les, así te ente­ra­rás de todo lo que ocu­rre en tu facultad.
  • Par­ti­ci­par acti­va­men­te en la facul­tad es un indis­pen­sa­ble de la vida uni­ver­si­ta­ria, la carre­ra no es solo las cla­ses y la cer­ve­za (u otras bebi­das) de después.
  • En algu­nas uni­ver­si­da­des exis­ten pro­gra­mas de men­to­rías don­de estu­dian­tes de cur­sos supe­rio­res acom­pa­ñan a estu­dian­tes de nue­vo ingre­so en sus pri­me­ros días en la uni­ver­si­dad. Infór­ma­te si tu uni­ver­si­dad tie­ne un pro­gra­ma de este tipo y apúntate.
  • La mayo­ría de la biblio­gra­fía que se usa en el cur­so se pue­de obte­ner direc­ta­men­te de la biblioteca.

Ver más consejos.