Posicionamientos

Posicionamiento sobre másteres de secundaria

La situación de la enseñanza de las matemáticas ha sido siempre para la Asociación Nacional de Estudiantes de Matemáticas una cuestión fundamental. En la actualidad, se están dando dos fenómenos aparentemente contradictorios: a pesar de que cada vez hay más graduados y graduadas en estudios relacionados con las matemáticas, el aumento de la demanda de profesorado genera que se queden plazas sin cubrir.

Hay varias razones que, creemos, pueden explicar este hecho. Por una parte, la dificultad de obtener una plaza fija como docente (máster y oposiciones, en las que la antigüedad juega en contra de quien se acaba de graduar) no se ve reflejada en el salario, en comparación con lo que se puede ganar en la empresa privada. A esto hay que sumar la dificultad para obtener plaza en la especialidad de matemáticas del máster de formación del profesorado, al cual pueden acceder personas con una menor formación matemática por el único motivo de tener una mejor nota media.

Además, la visión de las matemáticas en la actualidad supone una barrera adicional. La labor de docente de instituto incluye también luchar contra la noción, sorprendentemente aceptada por parte de la sociedad, de que el analfabetismo matemático es algo normal, y que la comprensión de las matemáticas se debe al talento natural y no al trabajo diario.

A esto hay que sumar que los conocimientos en materia de matemáticas de los alumnos son deficientes, pues se basan en la repetición de algoritmos para resolver problemas en lugar de en la comprensión y creatividad típicas de las matemáticas.

Por todo lo anterior, desde la ANEM presentamos las siguientes propuestas:

  1. Asegurar que las matemáticas las imparten quienes las han estudiado. Para ello, se debería garantizar el acceso prioritario al máster de formación del profesorado con especialización en matemáticas a quienes hayan cursado estudios superiores de matemáticas, estableciendo además un mínimo de créditos cursados en asignaturas de matemáticas para las plazas restantes.
  2. Promover que, en las oposiciones para plazas de profesorado de matemáticas, sea necesario haber cursado la especialidad de matemáticas del máster, o que al menos suponga una mayor puntuación en el baremo.
  3. Fomentar el papel de la docencia entre el estudiantado de grado, ofreciendo la posibilidad de cursar asignaturas optativas de didáctica de las matemáticas, e incidiendo en las opciones de seguir desarrollando una carrera de investigación incluso cuando se trabaja en un instituto.
  4. Aumentar el número de plazas ofertadas para cursar el máster cuando sea necesario, evitando que actúe de cuello de botella para quienes quieren dedicarse a la docencia.
  5. Asegurar el conocimiento de los contenidos curriculares de la ESO, Bachillerato y Formación Profesional mediante una asignatura de carácter obligatorio en el propio máster que nivele estos conocimientos en los futuros docentes.

Desde la ANEM consideramos, igualmente, que una reforma de este tipo no puede salir adelante sin el consenso entre todos los actores implicados. Por ello proponemos finalmente constituir un grupo de trabajo en el que tengan representación los coordinadores de los másteres de educación secundaria, las federaciones de profesores, las sociedades dedicadas a la enseñanza de matemáticas y el propio estudiantado. El objetivo de este grupo debe ser presentar una propuesta sólida y unificada con el apoyo de todos los sectores que permita dar solución a los problemas presentados, y asentar unas bases que mejoren la formación de la próxima generación del profesorado de matemáticas.

Málaga, a 23 de febrero de 2019